Los chakras y el Reiki

Dentro de los fundamentos o primeros pasos para trabajar completamente con Reiki, es esencialmente necesario conseguir un conocimiento profundo de los chakras.

Los chakras ya son mencionados en la antigua literatura en sánscrito y este término llegó al mundo occidental por intermedio del Tantra-Yoga.

La palabra «chakra» significa rueda, volante, círculo. En las imágenes de meditación, los yoguis simbolizan los chakras identificándolas o asimilando las flores de loto.

A cada chakra se le asignan diferentes cantidades de pétalos. La cantidad de pétalos escala desde el chakra raíz (Muladhara), representado por una flor de loto de cuatro pétalos, hasta el chakra corona (Sahasrara) como una flor de loto con mil pétalos.

En algunas representaciones el chakra también es llamado «Padma» = Flor de Loto. La cantidad de sus pétalos da una breve información acerca del aumento de la frecuencia de oscilación energética del chakra.

Los chakras son centros de energía de materia liviana que se encuentra en nuestro cuerpo, y a través de ellos estamos principalmente aptos a absorber la energía Reiki.

Nuestro cuerpo físico figura con siete chakras principales, y los distintos chakras están unidos por una corriente común de energía.

Los videntes o personas ya preparadas espiritualmente pueden notar los chakras como círculos de diferentes colores que van girando. La perspectiva de estos colores es algo individual y subjetivo.

Los colores reconocidos generalmente están asociados a los colores del espectro del arco iris.

Los chakras son el espejo de nuestra alma. Todas las experiencias diarias o a lo largo de la vida, buenas o malas, influyen sobre la conducta de los chakras. Las experiencia y rutinas negativas producen bloqueos, que obstruyen en la circulación de la energía.

De acuerdo con sus tendencias, el ser humano reacciona ante su entorno en forma agresiva o introvertida.

Cada chakra tiene una clasificación espiritual y una física. Allí dónde se vulneran nuestros sentimientos, no tardan en aparecer las dolencias físicas, y de esta forma se cierra el círculo.

También cada chakra corresponde a una zona emocional definida, las perturbaciones en esta zona pueden transmutar en molestias en los órganos, partes del cuerpo y procesos del metabolismo.

Los chakras bloqueados

Comúnmente un chakra está bloqueado o se bloquea de tal forma que el ser humano se siente impotente, sin energía y carente de estímulos para la acción.

Como tratamiento el Reiki como energía vital y sanadora nos ofrece la posibilidad de eliminar estos bloqueos. A través de cada uno de los chakras se introduce la energía positiva entregada por el Reiki y por ende la energía negativa sale. Y cada vez se realiza una alineación y un desbloqueo de los chakras con Reiki se siente en las manos una corriente de energía.

Al momento de la aplicación de la energía ésta fluye y se reconoce los trastornos en los otros chakras. Entre más energía fluye  más bloqueado está el chakra.

No es posible aplicar una «sobredosis» de Reiki. El cuerpo solamente acepta la cantidad de esta energía vital positiva que necesita.

Con éste método se abren chakras, se liberan bloqueos e influye positivamente sobre eventuales síntomas de enfermedad, ya que la circulación de energía que une los chakras también se une con los órganos permitiendo tratar cada enfermedad a través de su correspondiente chakra.

La persona que es sometida a un desbloqueo de los chakras mediante REIKI puede presentar fuertes reacciones emocionales, por ejemplo un llanto, pero de alivio.

Después se sienten serenos y relajados. Sienten también un deseo de hablar y expresar sus experiencias en el tratamiento y muchas veces descubren una intensa sensación de felicidad, no vivida en mucho tiempo.

Los métodos de sanación promovidos por Reiki pueden ser perfeccionados con otros métodos terapéuticos. Según experiencias, se consiguen muy buenos resultados con las terapias con colores, con aceites aromáticos, con música, con piedras preciosas y con las flores de Bach.

Los siete chakras del ser humano

  • Muladhara – Chakra raíz.
  • Svadisthana – Chakra sacro.
  • Manipura – Chakra plexo solar.
  • Anahata – Chakra corazón.
  • Vishuddha – Chakra cuello.
  • Ajna – Chakra de la frente (entrecejo).
  • Sahasrara – Chakra corona.

 

Este artículo es una de las tantas bondades que podrá desarrollar a través del Curso Maestro Reiki, por lo que usted tiene y se merece la posibilidad de ser feliz a través del Reiki, lo fundamental de todo esto es que en lograr la armonización, bienestar  propia y de quienes lo rodean. Y no crea que solamente el Curso Maestro Reiki esté orientado al bienestar físico, sino también al anímico y espiritual.

Piense en usted  y no espere ni un minuto más, ¿Acaso no es lo que desea? ¿No es lo que ha estado buscando por tanto tiempo?

Ordene la Video Guía «Curso Maestro Reiki™» ahora, y dígale adiós de una vez por todas a esos cursos engorrosos e interminables, que durante tanto tiempo y lo han dejado su billetera casi vacía y complicado su vida.

Este es el momento de dejar de botar y tirar su dinero en técnicas y cursos que no funcionan. Sólo tiene que hacer una inversión mínima en «Curso Maestro Reiki™», y así podrá alcanzar los resultados que ha estado buscando por tanto tiempo, logrando esa tan ansiada felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.