La actitud del practicante Reiki ante la vida

La actitud del practicante Reiki ante la vida debe tener una actitud amorosa y de respeto hacia si mismo y a todo lo que le rodea, no sólo a las personas, sino a los animales, plantas y hasta a los objetos inanimados cómo su casa, carro, etc.,

porque el universo siempre nos refleja lo que le mostramos, por eso cuando una persona le tiene rabia a su carro, este se le daña constantemente, pero cuando lo ama le es completamente fiel.

La actitud del practicante Reiki ante la vida debe cuidarse a si mismo manteniendo una vida sana sin abusar de bebidas, cigarrillos, comidas dañinas u otras cosas dañinas al organismo, debe hacer ejercicio para limpiar su organismo y debe recordar que aunque el Reiki siempre fluye, mientras mejor sean sus estados espiritual, mental, emocional y físico, mejor y en mayor cantidad fluirá el Reiki a través suyo.

Debe vivir en el presente y no preocuparse por el pasado que ya murió, ni por el futuro que no ha nacido, porque estos pueden dañar el presente.

Debe estar atento siempre en lo que esté haciendo y esforzarse en mantener la mente atenta y sin divagar. Especialmente debe dejar que su corazón lo guíe en lo que es correcto hacer y lo que no lo es, porque este es el guía personal que DIOS nos dio.

Principios Reiki

Los cinco principios Reiki son:

  • Sólo por hoy, no me preocuparé.
  • Sólo por hoy, no enfureceré.
  • Sólo por hoy, seré amable y respetaré a mi prójimo.
  • Sólo por hoy, haré mi trabajo honradamente
  • Sólo por hoy, daré las gracias al CREADOR por todos los dones de mi vida.

Observa que todos comienzan con la frase “sólo por hoy”; esto se debe a lo que expliqué antes sobre vivir en el presente.

Todos estos principios van encaminados a tener una actitud mental y emocional adecuada a una persona que desea canalizar la ENERGÍA DE DIOS para ayudarse a sí mismo y a los demás.

Actitud adecuada al hacer tratamiento y ante la ENERGÍA UNIVERSAL

La actitud del practicante Reiki ante la vida
La actitud del practicante Reiki ante la vida

La actitud del practicante Reiki ante la vida es parte de la actitud adecuada para ser un sanador Reiki es vivir bajo las pautas ya enunciadas, pero la parte más importante, que es también la más sencilla, es la humildad de tener presente que no es nuestra ENERGÍA la que está haciendo el milagro, sino la ENERGÍA de aquel que todo lo genera, de aquel que todo lo crea, la ENERGÍA UNIVERSAL DE DIOS.

Porque si estamos consientes de eso, fluirá mejor en nosotros, ya que no le pondremos la traba de la soberbia.

Es DIOS quien hace la curación a través de nosotros y lo hace con nosotros porque ÉL nos eligió por su AMOR hacia su creación de la que somos parte, nosotros somos canales que ÉL utiliza para hacer llegar su infinito AMOR a este plano.

El ambiente adecuado es uno que sea lo más relajante posible, no olvidarnos de tomar posturas cómodas para el paciente y para uno, y tratar de que la sesión Reiki sea lo más agradable posible.

El Reiki puede realizarse en cualquier lugar y bajo cualquier situación, pero lo ideal es tratar de hacer lo posible para que el tratamiento sea lo más perfecto que se pueda.

Pedir permiso y dar las gracias con las manos al corazón o centrado de corazón

La actitud del practicante Reiki ante la vida
La actitud del practicante Reiki ante la vida

Aunque siempre nos será concedido dicho permiso y la ENERGÍA fluirá a pesar de que ni siquiera lo pidamos ni agradezcamos, debemos tener presente que dicho permiso hace que fluya con más potencia, nos da humildad y nos protege de cualquier cosa que pudiese atacarnos.

El dar gracias es una gran prueba de fe y cierra el ciclo cerrándonos y protegiéndonos energéticamente.

El ponerse las manos en el corazón simboliza que todo lo hacemos con y por AMOR y que le estamos pidiendo permiso y dando gracias al que es todo AMOR.

Es recomendable hacerse el centrado de corazón cada vez que se pierda el contacto físico de las dos manos del sanador con el cuerpo del paciente, sin embargo si esta ruptura de contacto se hace con las manos cerradas no se afecta el flujo, ya que en ese momento la ENERGÍA se puede acumular en los huecos de los puños.

De todas formas lo más importante es hacerlo al principio para pedir permiso y al final para dar las gracias, de todas maneras al igual que en la mayoría de las normas no es totalmente indispensable, aunque si recomendable.

Otra pauta más es que es recomendable sacudirse las manos después de completar todo el tratamiento para sacudirse la ENERGÍA y dejarlas en estado normal, esto tampoco se hace indispensable.

La actitud del practicante Reiki ante la vida
La actitud del practicante Reiki ante la vida

 

Este artículo sobre Actitud del practicante Reiki ante la vida es una de las tantas bondades que podrá desarrollar a través del Curso Maestro Reiki, por lo que usted tiene y se merece la posibilidad de ser feliz a través del Reiki, lo fundamental de todo esto es que en lograr la armonización, bienestar  propia y de quienes lo rodean. Y no crea que solamente el Curso Maestro Reiki esté orientado al bienestar físico, sino también al anímico y espiritual.

Piense en usted  y no espere ni un minuto más, ¿Acaso no es lo que desea? ¿No es lo que ha estado buscando por tanto tiempo?

Ordene la Video Guía «Curso Maestro Reiki™» ahora, y dígale adiós de una vez por todas a esos cursos engorrosos e interminables, que durante tanto tiempo y lo han dejado su billetera casi vacía y complicado su vida.

Este es el momento de dejar de botar y tirar su dinero en técnicas y cursos que no funcionan. Sólo tiene que hacer una inversión mínima en «Curso Maestro Reiki™», y así podrá alcanzar los resultados que ha estado buscando por tanto tiempo, logrando esa tan ansiada felicidad.

La actitud del practicante Reiki ante la vida
La actitud del practicante Reiki ante la vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *