Testimonios

Estos son algunos de los testimonios recorigidos de la pagina oficial Curso Maestro Reiki

Hacía 5 años que venía tomando distintos cursos de Reiki. Para mis Maestros, nunca estaba preparado, siempre hacía falta un poco más de práctica, más meditaciones, más conocimientos teóricos.

Una compañera de curso encontró su página y juntos, ordenamos el video curso «Curso Maestro Reiki». En muy pocos días, siguiendo las instrucciones paso a paso, pudimos encarar sesiones de reiki sumamente efectivas para familiares y amigos.

Nunca me hubiese imaginado que en tan poco tiempo mi sueño de años se pudiera hacer realidad.

Oreste Macías, Bogotá, Colombia.

 

La tensión laboral que sufría era tan aguda que me había producido una fuerte contractura cervical. Para tratarla, mi médico me recomendó sesiones de Reiki.

Cuando inicié las averiguaciones me enteré que, al menos en mi ciudad, seguir un tratamiento de Reiki era muy costoso. Continué indagando y averigüé que existía la posibilidad de practicarse auto Reiki.

Pero también el valor de los cursos de Reiki era muy elevado!

Pero por suerte, una amiga me pasó la dirección de esta página. Ordené inmediatamente el video curso y en pocos días ya me estaba practicando Reiki a mí misma! Y a los pocos días de auto tratamiento adiós angustia y contracturas dolorosas!

Ruth Cohen, Buenos Aires, Argentina.

 

Alejandra, Muchas Gracias!

He realizado varios cursos de Reiki, pero debo decirte que la iniciación con tu sistema ha sido increíble. Mucho más profunda y poderosa que cualquier otra que haya recibido.

He completado el nivel 1 y el nivel 2 de Reiki, pero hoy siento que con tu método he encontrado el verdadero Reiki.

Máximo Politti, Canelones, Uruguay.

 

Después de cinco años continuos de realizar estudios de Reiki, no podía aún concretar mi sueño de realizar terapia de imposición ni siquiera en mí mismo.

Según mi maestro, todavía no me encontraba en condiciones de sanar a otras personas ni de practicar auto Reiki. Un día, decididamente fastidiado, dije basta!

Un compañero de trabajo me comentó que se había convertido en Maestro Reiki en solo unas semanas. No podía creerlo!

Mi informó la dirección web de «Curso Maestro Reiki» y sin muchas esperanzas ordené la guía.

En pocos meses pude resolver una alergia que me perseguía desde hacía meses, y los problemas de artrosis de Pancho, mi perro.

Nunca lo hubiera imaginado! Yo feliz, y mi mascota moviendo la cola!

Juan Antolín, Sucre, Bolivia.

 

Hola Alejandra,

Hace unos minutos termine de sintonizarme con uno de los videos que nos ofreces en tu curso.

No suelo escribir para dar testimonios, pero no puedo dejar de felicitarte, porque me encuentro en un estado de alegría pura.

Esta sintonización ha sido una experiencia maravillosa. Hace varios años que soy Maestro Reiki, pero la verdad es que nunca había sentido algo como esto. Se lo recomiendo a todos!

Namaste.

Leticia Nuñez, Caracas, Venezuela.

 

¿Aplicar Reiki a una enredadera? ¿A un potus? «Sí», contestó mi amiga con total tranquilidad y me pasó la dirección de tu sitio.

Quería completar mis estudios de agronomía y paisajismo, y ofrecer algo más a mis clientes, algo que me destaque de los demás. Por eso me pareció una buena idea probar con tratamientos Reiki.

Ordené, con algo de duda, tu guía “Curso Maestro Reiki”.

Pero hoy, con orgullo puedo decir que esto me ha permitido ofrecer un servicio diferencial y original a mis clientes…

Y está de más decir que con una excelente remuneración!

Silvia Montoya, Córdoba, Argentina

 

 

Después de mucho deambular por distintos cursos de Reiki, un compañero de trabajo me aconsejó que visitara esta página.

Yo ya estaba descreída de todo. No quería saber nada de nuevos cursos que prometían muchas cosas y no cumplían con nada.

Creo que más que nada fue por inercia que ordené la Guía «Curso Maestro Reiki» de Alejandra Mansilla.

Cuál fue mi sorpresa al ver que siguiendo paso a paso sus ejercicios de visualización y respiración podía por fin hacer imposición de manos con ese éxito que hasta ahora ¡sólo había visto en sueños!

Andrea Luciana Pereyra, Reñaca, Chile.